viernes, 19 de octubre de 2012


“Oh, Isis, Madre del Cosmos, Raíz del Amor, Tronco, Capullo, Hoja, Flor y
Semilla de todo cuanto existe.
A Ti, Fuerza Naturalizante, te conjuramos, llamamos a la Reina del espacio y
de la noche, y besando tus ojos amorosos, bebiendo el rocío de tus labios,
respirando el dulce aroma de tu cuerpo, exclamamos:
“Oh, Nuit, Tú, Eterna Seidad del Cielo, que eres el alma primordial, que
eres lo que fue y lo que será, a quien ningún mortal ha levantado el Velo,
cuando Tú estés bajo las estrellas irradiantes del nocturno y profundo cielo
del desierto, con pureza de corazón y en la flama de la Serpiente te
llamamos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada